Blog

Heme aquí…en la misma situación!

Que duro el proceso de aprender a manejar las emociones! Hace un poco más de 4 meses estuve en una situación similar en la que me encuentro ahora.

¡Qué fácil es juzgar el comportamiento de los demás, por unas cuentas frases que uno pueda decir, y al mismo tiempo no ver que nos estamos comportando igual que la persona a la que estamos juzgando!

Si yo expreso una opinión sobre un tema álgido y que no va “en línea” con lo que piensan los grandes jefes, entonces soy “negativa” (de nuevo la bendita palabra!!) Pero si alguno de ellos dicen que va a cerrar la empresa y a mandar a la #”%&/ todo, entonces ellos NO son negativos. ¿Cómo se puede ser tan doble cara? ¿Cómo puedes tener la moral de decirme que soy “negativa” si cuando viene un cliente a pedir ayuda, no haces más que decirle que no por un sin número de razones? ¿Cómo puedes tener la doble moral de decirme “negativa” si dices que vas a cerrar la empresa en cada tropiezo que encontramos?

Me saca de mis casillas este tipo de comportamiento. Y sin embargo aquí sigo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *